La rúcula. De mala hierba a vegetal gourmet


La rúcula o rúgula es un tipo de hortaliza, considerado para fines culinarios un tipo de verdura de hoja; y ha sido cultivada como verdura en el Mediterráneo desde la época romana, siendo considerada un afrodisíaco. Sin embargo, no fue cultivada a gran escala ni sometida a investigación científica hasta los años 1990, siendo normalmente recolectada salvaje.

Considerada hasta hace poco una mala hierba, en la actualidad goza de fama internacional en la alta cocina.

Al igual que otras verduras de hoja verde, la rúcula contiene niveles muy altos de nitratos (más de 250 mg los 100 gramos). El consumo elevado de nitrato en la alimentación nos ayuda a reducir la presión arterial y la cantidad de oxígeno necesario durante el ejercicio, además nos ayuda a mejorar el rendimiento deportivo.