Maridar, una pasión...


El maridaje entre el vino y la comida es el proceso de casar metafóricamente a un alimento con un vino con la intención de realzar el placer de comerlos.


Las reglas básicas que hemos leído en mil oportunidades se resumen en “bebe el vino que te guste”, “con pescados vinos blancos”, “con carne roja, un buen tinto, y si puede ser crianza” …


Estas frases nos inician en este mundo maravilloso del maridaje, sensaciones, olores, sabores donde hemos comenzado…pero si queremos profundizar y adentrarnos un poco más y disfrutar de la buena mesa te invito a leer esta pequeña recopilación de datos que he obtenido de grandes conocedores en la materia y que me han hecho soñar entre sabores y placeres con una copa en la mano.